Los materiales ecológicos

Sergio 27 abril 2011 0


El Acero como ya sabeis es el material que se utiliza en la mayoria de las carrocerías, aunque una parte mínima utilizan plástico y aluminio. Últimamente se están elaborando aceros inteligentes con estructuras distintas, más resistentes a los choques y con una reducción de peso considerable.

El cobre es conductor de electricidad, en todos los componentes eléctricos aparece y sirve de base incluso para los elementos electrónicos.

El Magnesio aún no demasiado frecuente, pero es recomendable ya que pesa menos que el aluminio. Sin embargo, está poco disponible en la industria y resulta caro. Se usa en soportes de dirección y volantes, además de traviesas de salpicadero, armazones de asientos y cárteres de cajas de cambios y embragues.

El Aluminio es la alternativa al acero para la fabricación de la carrocería. Como contrapartida, cuesta más energía producirlo y se alea con mayor dificultad con otros metales, pero en la báscula arroja un peso tres veces más ligero.

El Plástico también es un material que se puede utilizar para la construcción de carrocerías de automóviles, pero su uso aún es minoritario. Por ejemplo, Smart utiliza un alto porcentaje de este material porque aporta un elevado grado de ligereza y además, consigue formas que con compuestos más rígidos sería imposible conseguir.

Aunque no lo creamos, en 2012 (según la normativa europea) los coches deberán ser reciclables casi al cien por cien. Lo ideal es que los componentes de un automóvil se puedan seguir usando para que se extienda la vida de un coche.

El siguiente paso es desarrollar una producción ecológica, en Ford, por ejemplo, se han sustituido muchos sistemas de fijación cambiando tornillos por clips para que no sea necesario el destornillador al desmontar una pieza de plástico.

Ahora lo que se lleva son factorias que presentan un aspecto saludable, que cuidan mucho los residuos que se vierten al exterior. La mayoria tienen sistemas por los que el agua se coge de un río, por ejemplo, se devuelven al mismo limpia, incluso potable.

Los residuos se empaquetan o se introducen en contenedores y se llevan a centros de reciclaje, o bien son reciclados en la misma fábrica, de forma que los materiales que sobran son reutilizados para otros fines.

Luego ya entramos nosotros con nuestra forma de conducir, con lo que podemos contribuir a la causa medioambiental, mantenieno nuestro coche como es debido y cuando se le termine la vida de uso llevarlo a un CAT (los antiguos desguaces), así cerraremos correctamente el ciclo.

¿Sabiais que hoy dia son necesarios cien coches nuevos para producir las mismas emisiones que producía un único coche en los años 70 y los niveles de ruido se han reducido en un 90% desde entonces?

Como podeis ver parece que vamos por buen camino.

Leave A Response »